A la hora de acabar con el vello, existe tal variedad de técnicas y opciones en el mercado que es difícil

elegir la más adecuada para cada persona. Cuando se busca eliminar el vello de manera duradera,

el IPL y el láser de Diodo son la única opción, lo que no evita que haya dudas. ¿Cuál es mejor para mí?

¿Nunca más tendré que volver a depilarme? ¿Duele? Desde Grupo UNIBELLEZA queremos solventar

estas dudas y dar a conocer las principales diferencias entre el IPL y el láser. Las técnicas de la fotodepilación

láser y la fotodepilación IPL (Intensed Pulse Light, Luz Pulsada Intensa) se basan en el principio de la fototermólisis

selectiva, según el cual, la luz aplicada sobre la piel se transforma en calor a través de la melanina del vello destruyendo las

células germinativas del folículo piloso que alimenta el mismo. La diferencia fundamental entre ambas técnicas es la

longitud de onda en la que trabajan, de la que depende la profundidad que alcanza la luz en la piel. La fotodepilación

por láser trabaja en una sola longitud de onda, por eso hay distintos tipos de láser, ya que cada uno trabaja con una

longitud de onda diferente y puede tratar con eficacia un tipo concreto de piel y vello.

Por su parte, la fotodepilación con Luz Pulsada Intensa (IPL) trabaja con una longitud de onda variable, que va de

400nm- 1200nm, lo que otorga a esta técnica una mayor versatilidad permitiendo que la luz transformada en calor

llegue a distintas profundidades y elimine de forma eficaz muchos más tipos de vello (desde el más rubio al más oscuro).

Además, la fotodepilación IPL es una técnica efectiva e indolora gracias a que la luz se distribuye por distintos

niveles de profundidad dispersando la energía-calor por diferentes puntos, al contrario que el láser de Diodo,

que concentra toda la energía-calor en el mismo nivel de profundidad y en el mismo punto. Esto hace que esta

técnica sea mas dolorosa, pero con Grupo  UNIBELLEZA, gracias a una nueva técnica indolora y muy efectiva

el Láser de Diodo se hace prácticamente indoloro, por debajo del dolor del IPL.

Aunque existen similitudes entre el funcionamiento de la fotodepilación con Luz Pulsada Intensa y

la fotodepilación por láser de Diodo, las diferencias tanto en cabina como a nivel de resultados y

tratamiento son más que notables. Aparte de las diferencias en cuanto a la luz con la que trabajan ambas

técnicas y del nivel de dolor de una y otra, el precio gracias a Grupo UNIBELLEZA esta a la par,

ya que una técnica (IPL) es mensual y la otra (Láser de Diodo) cada dos meses.

Grupo UNIBELLEZA cuenta con asesoramiento médico para dar mayor soporte a sus centros.

En todos los centros tienes la posibilidad de utilizar las dos técnicas y lograr los mejores resultados posibles.

¿El láser y el IPL son definitivos? 

La verdadera respuesta es NO. Ninguna de las dos técnicas acaba con el vello de forma definitiva debido

a que el cuerpo humano está repleto de folículos inactivos que se pueden activar a lo largo de nuestra vida

de forma natural. Se considera que un tratamiento ha finalizado cuando se ha eliminado el 80%- 90% de vello

en la zona tratada. La generación de vello nuevo, que siempre es mucho más fino y débil, dependerá de las

características personales de cada uno (edad, sexo, estado hormonal…), y en casos generales, se produce

de una forma muy lenta, de manera que tras finalizar el tratamiento sólo serán precisas de media

1- 2 sesiones anuales de recordatorio.