Como su propio nombre indica, la Presoterapia es un método terapéutico dentro de la rama de las terapias naturales. Un método alternativo y esencial al drenaje linfático manual. El tratamiento está destinado a personas que quieran reducir el volumen de su cuerpo y mejorar la circulación, a la vez que se aplica un método relajante, cómodo y natural. Un tratamiento estético no invasivo, que mejora nuestro aspecto físico y la salud.

Se sigue utilizando un masaje haciendo presión, pero a través de la mejor tecnología médico-estética. Aunque uno de los problemas más elegidos para este tratamiento es la eliminación de la celulitis, también es una mejora de la circulación en general. Recordemos que, la aparición de varices y celulitis, puede deberse a una mala circulación o retención de líquidos que puede evitarse con estos tratamientos.

 

¿Cómo funciona la Presoterapia?

Se aplica un masaje mediante presión controlada, alternativa o continua en las partes del cuerpo que el paciente elija. Se le pone al paciente un traje que envuelve su cuerpo o la zona en la que se aplique el tratamiento. El traje está conectado a un equipo en el que el especialistas elije el tipo de movimientos de compresión que necesita el paciente en cada caso. Normalmente, las zonas tratadas son el abdomen, los glúteos y las piernas.

El traje, a través de la presión, conseguirá estimular la circulación para ayudar a desechar líquidos o cualquier residuo, es decir, aquello que el cuerpo no necesita.

 

Tratamiento 3×1

Los efectos de la presoterapia actúan en tres sistemas diferentes de nuestro cuerpo y organismo, no sólo para mejorar nuestro aspecto sino, también, para mejorar nuestra salud notablemente.

Sistema linfático: aumenta la circulación gracias a la aplicación de masajes, estimulando el sistema inmunológico. Aunque parezca que estamos quietos durante el tratamiento, nuestro cuerpo no deja de recibir diferentes estimulaciones que activan nuestro organismo.

Sistema muscular: durante el tratamiento nos relajamos, eliminamos esa sensación de fatiga a la vez que nos alivia los espasmos musculares. El masaje es el que actía en ellos tonificando articulaciones y músculos. La presoterapia también es un método relajante, que alivia el estrés y la tensión a la vez que reducimos nuestro peso y mejoramos nuestra circulación.

Sistema circulatorio: el tratamiento es recomendable para disminuir la presión arterial. El masaje elimina aquellos residuos del cuerpo, mejorando la circulación de la sangre.

 

Beneficios de la Presoterapia

Principalmente, el gran beneficio es el de activar la circulación. Por ende, se eliminan toxinas y se reducen multitud de problemas como la sensación de piernas cansadas, varices o celulitis. También es un método muy recomendado para mujeres embarazadas.

Otros de los beneficios que puedes conseguir con un tratamiento de Presoterapia son:

  • Reducir la celulitis, eliminando esa apariencia de piel de naranja.
  • Tonificamos nuestros músculos y articulaciones.
  • Relaja los músculos. Nos olvidaremos de posibles contracturas, de dolores, piernas pesadas o cansadas o diversos traumatismos. De hecho, la presoterapia es un método que también utilizan muchos deportistas de élite para relajar sus músculos con el fin de no sufrir posibles daños.
  • Pérdida de peso. Al eliminar retenciones de líquidos y tonificar la piel perdemos peso. Los masajes de la máquina estimulan el sistema linfático. Si se combina con dieta y ejercicio es uno de los métodos más recomendados para perder peso sin poner en riesgo nuestra salud ni energías.
  • Favorece el tránsito intestinal. Si se realiza un masaje en el abdomen, los movimientos ayudan a evitar problemas de estreñimiento.
  • Elimina problemas venosos. Si con la edad o el embarazo vemos que empiezan a salirnos varices, éstas se pueden eliminar con la presoterapia.
  • Mejora la firmeza y tono de la piel. Al eliminar lo que no necesita el cuerpo éste vuelve a su estado natural, a la salud natural de la piel.